Historia

  • 1953

    La llegada a Chile

    Al término de la Segunda Guerra Mundial y a sus 16 años, Johann Brandner Ponholzer, austriaco, estudia electromecánica. Posteriormente trabaja en una empresa en Suiza, donde aprende el oficio de tornería en tornos automáticos de alta precisión. En el año 1953 llega a Chile, contratado por un suizo para trabajar en su empresa como experto en tornos.

  • 1955

    Los primeros años

    Después de unos años, comienza a fabricar fittings para veleros en el galpón de su casa. Fueron tiempos difíciles, trabajando de noche y apoyado siempre por su esposa, la señora Lucia. Así nació la empresa “Fabricación de artículos náuticos y metálicos Fanamet”. Llegaría al tiempo un trabajador, don Daniel Andaur, quien había trabajado también en la empresa solicitando trabajar por el sueldo que don Johann pudiese pagarle. Hasta el día de hoy y más de 50 años después don Daniel continúa siendo parte del equipo de Fanamet.

  • 1965

    Los primeros talleres

    Su amigo, don Aníbal Ormeño, dueño en esa época de Bicicletas Origan le facilitó un torno automático en las dependencias de su fábrica, para que don Johann pudiese ampliar la línea de productos. Arrendó un galpón en la calle Exequiel Fernández y los pedidos y personal comenzó a aumentar.

  • 1973

    La actual fábrica

    En el año 1972, se compró un terreno en el recién formado Parque Industrial de La Reina. El traslado de las maquinarias se realizó el mismo 11 de septiembre de 1973, siendo los terceros en instalarse en el parque. La Factura Nro 1 se realizó para la empresa de don Abraham Ducasse y hermano. Hoy Ducasse Industrial sigue siendo cliente de Fanamet.

  • 1980

    La segunda generación

    En el año 1980, su hijo Hans Brandner viajó a estudiar a suiza en la empresa “Tornos”, incorporándose posteriormente a la empresa, en el área de producción. En el año 1988 su hija Lucía Brandner se incorpora al área de administración y finanzas. La empresa se fue posicionando en el mercado gracias a su rigurosidad en producir con las más alta precisión y calidad, eficiencia en los tiempos de entrega y pronta respuesta a los requerimientos de los clientes, logrando la permanencia de éstos a través del tiempo. Don Johann trabajó sin descanso en la empresa hasta la edad de 89 años y hasta 12 días antes de su fallecimiento, el 31 de octubre de 2017. Hoy son sus hijos Lucía y Hans quienes dirigen la empresa, bajo la misma ética y rigurosidad de don Johann.

  • 2019

    Nueva Administración

    Tomás Silva se incorpora como nuevo socio y Gerente General. Lucía Brandner deja la empresa para dedicarse a otros proyectos.